Diseñado un plan de inversión para la construcción de 4 plantas pirolíticas industriales en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Andalucía

Posted on

TNU y GREENVAL TECHNOLOGIES firman un acuerdo para transformar mediante pirólisis 40.000 toneladas al año de neumáticos fuera de uso

La transformación de neumáticos por pirólisis genera 6 veces menos CO2 que cualquier otro proceso de combustión

Greenval Technologies ha propuesto un plan de inversión para la construcción de 4 plantas pirolíticas industriales en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Andalucía, actualmente este plan se encuentra en fase de anteproyecto, para tratar 40.000 toneladas/Año de chips de neumáticos fuera de uso, más de la mitad de las 75.865,458 toneladas de NFU recogidas por TNU en 2020.

TNU (Tratamiento Neumáticos Usados) y Greenval Technologies empresa aragonesa, pionera en la valorización y recuperación de residuos a través de la pirólisis de neumáticos fuera de uso (NFU) (tecnología propia co-desarrollada con el CSIC -Consejo Superior de Investigaciones Científicas-) han firmado un convenio a través del cual TNU va proveer de materia prima, concretamente chips de NFU a sus plantas de pirólisis.

La pirólisis es un proceso de tratamiento térmico sin oxígeno que mediante una reacción química la goma del neumático usado en energía y materia prima reutilizable: sólidos (negro carbón), líquidos (aceite pirolítico) y gases (hidrocarburo empleado como fuente de energía alternativa), permite descomponer el neumático.

En España en 2020 se generaron alrededor de 225.000 toneladas de NFU y en Europa 300 millones, es por ello que la pirólisis se plantea como la mejor opción para el tratamiento de los NFU y su valorización energética (conversión de los residuos no reciclables en energía). El resultado es un modelo eficiente y ecosostenible por sus mínimas emisiones de CO2 y residuos. Esta innovación permite reducir y valorizar la gran cantidad de neumáticos usados aproximadamente en un 98%, además de limitar los vertidos al mínimo y a su vez ahorrar en el consumo de combustibles fósiles.

En porcentajes cada planta pirolítica obtendría anualmente los siguientes componentes por cada 10.000 toneladas de chips de NFU tratados:

43% (4.300 Toneladas) de aceite pirolítico: se usa como combustible reciclado, y se mezcla con gasoil o búnker (gasoil pesado del sector naviero). Posteriormente se utiliza como combustible, o se refina para la producción de aceites, carburantes diesel o biocombustibles para la producción de energía eléctrica o térmica.

41% (4.100 Toneladas) de negro carbón: se trata de un componente esencial en la fabricación de muchos productos que usamos en nuestro día a día, haciéndolos más duraderos. Principalmente es utilizado para reforzar el caucho en neumáticos, pero también se le pueden atribuir otras funciones entre las que encontramos que puede actuar como pigmento, estabilizador de rayos ultravioleta y agente conductivo o aislante en diferentes aplicaciones de caucho, plástico, tinta y revestimientos.

15%-16% (1.500/1.600 Toneladas) de gas de proceso: desde la perspectiva de la composición es un hidrocarburo ligero formado principalmente por metano, considerada una de las fuentes de energía más limpias y respetuosas con el medio ambiente. Este gas de proceso que genera en la planta y se reutiliza como energía alternativa para autoabastecer a la propia planta pirolítica (autoconsumo).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s