Biomasa

La biomasa logra un volumen de negocio de 71 millones y genera casi 800 empleos en Castilla-La Mancha

Posted on

DCIM100MEDIA

Aunque todavía de forma tímida, la biomasa continúa ganando terreno en Castilla-La Mancha, aunque perdió algo más de un 5% en volumen de negocio con respecto al año anterior. El sector cerró el año pasado con un volumen de negocio que alcanzó los 71 millones de euros y la creación de 794 puestos de trabajo de los 9.606 que tiene el sector en todo el territorio nacional, según el Informe Anual del Observatorio de la Biomasa elaborado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

Con estos datos, Castilla-La Mancha se posiciona en el cuarto lugar más relevante a nivel nacional en lo que al negocio de la biomasa se refiere, tan solo por detrás de Andalucía, Castilla y León y Cataluña. La comunidad líder, Andalucía, el año pasado experimentó además el mayor crecimiento nacional, de un 21,4%, hasta alcanzar una cifra de negocio de 177 millones de euros. La Comunidad andaluza también lideró el número de puestos de trabajo acumulados durante el año, con un total de 1.945.

Además de en Andalucía y Castilla y León, el volumen de negocio de la biomasa creció el año pasado en otras cinco comunidades autónomas, la misma tendencia que experimentó a nivel nacional, donde aumentó un 1,7 por ciento hasta los 870 millones de euros de volumen de negocio. Tras Andalucía, el mayor aumento se dio en el caso de Baleares (19,3%), seguida de Cantabria (11,6%) o Comunidad Valenciana (10,7%).

En número de empleos, Castilla-La Mancha también ocupa la cuarta posición nacional, con un total de 794 empleos. En el caso del número de equipos en funcionamiento, que encabeza Andalucía, con 78.205 (2.305,8 megavatios), seguida por Castilla y León, con 44.755 equipos (1.529,7 megavatios) y Cataluña, con 27.588 equipos (1.152,6 megavatios), Castilla-La Mancha ocupa también la cuarta posición, con 23.982 equipos funcionando (777 megavatios).

Al hacer alusión a la energía consumida, Castilla-La Mancha también se posicionó en cuarto lugar nacional con 116.616 toneladas equivalentes a petróleo (un 9,1 por ciento más que el año anterior). Castilla y León sigue siendo líder a nivel nacional, con 281.607 toneladas equivalentes de petróleo (un 7,2 por ciento más que el año anterior), seguida de Andalucía, con 183.400 toneladas equivalentes (un 10,6 por ciento más), y de Cataluña, con 151.475 toneladas (un 7,5 por ciento más).

Por último, según este mismo informe, Castilla-La Mancha, gracias a las estufas y calderas de biomasa, evitó la emisión de 360.528 toneladas de CO2.

Avebiom pone en marcha el primer sello de Instalador de Biomasa Certificado

Posted on

DCIM100MEDIA

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) se suma   la tendencia de la mayoría de los países de la UE de garantizar la calidad de las empresas instaladoras de biomasa y ha puesto en marcha el primer sello de ‘Instalador de Biomasa Certificado’ (IBC). “Se trata de una marca que avala la calidad y especialización de las empresas en la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa”, según ha explicado el presidente de Avebiom, Javier Díaz.

“El objetivo es ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones y poder diferenciar en el mercado a las empresas que ejecutan de forma profesional su trabajo”, ha precisado el presidente de Avebiom durante la presentación de este sello, que tuvo lugar en la sede del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Además, ha indicado que este sello supondrá la puesta en marcha de un registro de empresas certificadas, que estará al alcance de los usuarios, con la posibilidad de que se pueda medir la satisfacción de los clientes mediante un sistema de evaluación directo.

Según las estadísticas del Ministerio de Industria, en España hay más de 30.000 empresas capacitadas para realizar instalaciones térmicas en edificios (RITE). Según estimaciones del Observatorio Nacional de Biomasa, que gestiona Avebiom desde 2009, un 27% de estos ha operado con equipos de biomasa al menos una vez.

En 2017 había cerca de 250.000 instalaciones de biomasa para uso térmico, según los datos de Avebiom. La mayor parte son equipos de pequeña potencia, estufas y calderas de menos de 50 kW para el sector de la calefacción doméstica.

El sello se ha puesto en marcha en colaboración con el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL), que actúa como entidad de certificación en todo el territorio nacional.

Para obtener el sello, los instaladores tienen que cumplir una serie de requisitos definidos en la ‘Carta de Calidad’ en cuanto a su organización, el grado de especialización, la experiencia demostrada, las condiciones de prestación del servicio, la respuesta ante el cliente, la disponibilidad de personal técnico cualificado y los recursos materiales disponibles.

Esta ‘Carta de Calidad’ recoge, entre otras exigencias, el compromiso de informar al cliente de las condiciones idóneas en las que debe realizarse la instalación y el mantenimiento, así como el de asesorar para elegir la solución técnica más eficiente; y la obligación de entregar una factura detallada conforme al presupuesto aprobado.

Para acceder a la certificación, la empresa tiene que contar en plantilla con personal técnico de experiencia contrastada y estar inscrita en el registro autonómico de empresas instaladoras.

El técnico, por su parte, tiene que cumplir los requisitos de formación, experiencia y especialización establecidos en el Perfil Profesional aplicable a su especialidad. La organización certificada dispondrá de un procedimiento de atención de quejas y reclamaciones de sus clientes.

Por su parte, el director técnico y responsable de proyectos europeos del ICCL, Felipe Romero, ha subrayado que el objetivo de la certificación es doble. Por una parte “aumenta la profesionalidad de las empresas del sector y, por otra parte, amplía las garantías que ofrecen a sus usuarios mediante el compromiso recogido en una exigente carta de calidad”.

ICCL, como entidad de certificación externa, aporta al modelo desarrollado por Avebiom la garantía de imparcialidad, competencia técnica, transparencia y confidencialidad necesarias a lo largo de todo el proceso de certificación.

En la actualidad ya son cinco las empresas que han iniciado los trámites para obtener el certificado IBC:

-Calor Erbi. Empresa de Servicios Energéticos (ESE) acreditada por el IDAE. Tiene su sede en Ponferrada (León) y opera en Castilla y León, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid. Es una compañía comprometida con la calidad de las instalaciones, mediante la formación de sus equipos de instaladores y de la elección de los mejores proveedores de equipos y componentes, y siempre con especial atención a la calidad del biocombustible. De hecho, es una compañía distribuidora de pellet con la certificación ENplus. En la actualidad, Erbi da cobertura a más de 300 instalaciones, principalmente de medios y grandes usuarios.

-Bioloxa. Una compañía ESE acreditada por el IDAE, que desempeña su actividad desde 2015 en Andalucía y Extremadura. Comprometida con la calidad y el medio ambiente, ayuda a las empresas y administraciones a realizar la transición energética y apuesta por una economía verde y circular. En la actualidad da cobertura en modalidad de gestión energética integral a muy diversas instalaciones, principalmente de pequeños y medios usuarios, y trata de promover redes de calor en municipios pequeños con masa forestal cercana o restos agrícolas.

-Gebio. Una empresa ESE integrada verticalmente, con lo que dispone de medios propios para la producción, distribución, ingeniería, instalación y el mantenimiento de sus instalaciones con las que realiza los servicios de venta de energía. Habilitada en el Programa Biomcasa del IDAE, en la actualidad gestiona más de 80 instalaciones de España y Portugal, con servicio propio de telegestión y mantenimiento.

-Calordom. Grupo empresarial de origen familiar, con más de 80 años de experiencia como proveedores de servicios energéticos orientados al mantenimiento de salas de calderas, placas solares o suministros de gasóleo y gas, entre otros. Lleva 30 años trabajando en materia ambiental y es pionera en la implantación de energías renovables en toda España y especialmente en la Comunidad de Madrid. De su actividad cabe destacar el suministro de hueso de aceituna como fuente de energía térmica, combustible que da calor a más de 20.000 familias madrileñas, lo que supone más del 80% de los usuarios finales de la compañía.

-Biomaser. Empresa dedicada al diseño, la instalación y la venta de sistemas de biomasa y energías renovables, con sede en Benavente (Zamora). Opera sobre todo en la Comunidad de Castilla y León, donde ejerce como distribuidora de pellet ENplus A1 Ecofogo. Gestiona más de mil equipos instalados, la mayoría de carácter doméstico, que demanda un producto de calidad y un servicio postventa comprometido.

Las empresas españolas fabricaron 684.000 toneladas de pellets en el año 2018

Posted on

DCIM100MEDIA

El 85% del pellet fabricado en España está certificado con el sello de calidad ENplus®, según ha informado la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom, que gestiona esta certificación desde su implantación en 2011.

Desde 2011 a 2018 se han emitido en España un total de 52 certificados ENplus® con alcance de producción y 26 con alcance de comercialización, lo que sitúa a España entre los países con más empresas certificadas de Europa, junto a Alemania, Austria e Italia. Aunque si se contabilizan únicamente las empresas productoras, España ocupa el segundo puesto europeo, solo por detrás de Alemania.

El pellet es el tipo de biocombustible fabricado con biomasa que ha irrumpido con más fuerza en el mercado nacional durante los últimos siete años, con un crecimiento por encima del 170%, al pasar de las 250.000 toneladas fabricadas en 2012 a las 684.000 de 2018, según las estimaciones de Avebiom.

Sin embargo, en términos de consumo el crecimiento ha sido sensiblemente mayor (por encima del 240%), ya que la estimación de ventas en 2018 asciende a casi 600.000 toneladas, frente a las 175.000 de 2012.

Por comunidades autónomas, en las que ubican las fábricas con un mayor volumen de producción de pellet son: Galicia, donde el 97% del total producido cuenta con el sello ENplus®; Andalucía (96%), Castilla y León (92%) y Cataluña (91%).

En otras comunidades con volúmenes de fabricación de pellet más modestos, como Asturias, La Rioja y Cantabria, prácticamente el 100% del total producido cuenta con la certificación ENplus®.

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, ha destacado “el avance tan importante que se ha registrado en España, desde el punto de vista de la calidad del pellet”, valorando de forma muy destacada “la total implicación” de los fabricantes, que incluso “propusieron a Avebiom implantar en 2013 controles más exhaustivos, en lo que han sido pioneros”. Se trata, dijo, “de un sistema de vigilancia adicional a los establecidos en el manual de certificación, que implica la realización de dos auditorías aleatorias no programadas, una en planta y otra en un punto de venta”.

Según ha informado el responsable de la certificación ENplus® en Avebiom, Pablo Rodero, esta medida adicional “ha elevado a 300 el número total de los análisis realizados entre las empresas productoras y comercializadoras desde 2012, sin que hasta el momento se hayan detectado desviaciones graves, salvo un caso que ha supuesto la retirada del sello de calidad y otros cinco en los que se procedió a la suspensión temporal del mismo hasta la corrección de las deficiencias, de acuerdo con los resultados de la auditoría extraordinaria realizada a tal efecto”.

Esta iniciativa, añadió Rodero, que “financian los propios productores y que coordina Avebiom, ha sido muy bien acogida en las asambleas generales del European Pellet Council, que estudia la posibilidad de incorporarla al manual de certificación en una próxima actualización del mismo”. Avebiom cuenta con la licencia de ENplus® y posee los derechos de la marca en España, cuya entidad certificadora es Aenor.

Castilla-La Mancha lidera con Andalucía el uso de biomasa en instalaciones docentes con 47 colegios y 54 institutos

Posted on

escuela biomasa

En España operan 375 redes de calor con biomasa, 340 más que en 2010, con una potencia acumulada de 312 MW térmicos, según datos del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa. De ellas, 292 (78%) son redes de calor con biomasa que dan servicio en edificios de uso público. Además, hay otras 78 instalaciones que se encuentran en fase de ejecución, que elevarán la potencia acumulada a 453 MW términos.

La Comunidad de Castilla-La Mancha cuenta con diez redes de calor de las que siete son de uso público y están situadas en Cenizate (Albacete), Las Pedroñeras (Cuenca), Horche y Mazarete (Guadalajara), Gálvez y Villaseca (Toledo).

Además, en Guadalajara se encuentra en construcción uno de los district heating con biomasa más grande de España. Bajo el modelo ESE, la empresa REBI desarrolla este proyecto, que contará con cerca de 20 kilómetros de tuberías, abastecerá de calefacción y agua caliente sanitaria a 6.000 viviendas y a un buen número de edificios públicos e industrias y generará 60 empleos directos e indirectos. El consumo previsto rondará las 25.000 toneladas de astilla al año y se evitará la emisión de 15.000 toneladas anuales de CO2.

Hay que destacar Castilla-La Mancha lidera junto con Andalucía el uso de la biomasa en instalaciones docentes, con 47 colegios, 54 institutos de Educación Secundaria (algunas en fase de construcción) y tres guarderías.

El sector de la biomasa generó en Castilla-La Mancha un negocio superior a los 75 millones de euros en 2017, según los datos del Observatorio de la Biomasa que gestiona la Avebiom.

A finales de 2017 operaban en esta Comunidad 19.679 instalaciones de biomasa (estufas y calderas) tecnológicamente avanzadas, un 23% más que en 2016 y un punto por encima de la media de España.

El mayor número de equipos se encuentra en la provincia de Toledo (5.104), seguida de Ciudad Real (4.323), Guadalajara (3.554), Cuenca (3.595) y Albacete (3.103), con incrementos superiores al 20% en todas las provincias.

El uso de la biomasa ha ahorrado el consumo de 124,5 millones de litros de gasóleo de calefacción y ha permitido una menor emisión de gases de efecto invernadero, que se estima en 330.404 toneladas de CO2, evitando la contaminación que producen en un año 220.269 vehículos, el 15% del parque móvil de Castilla-La Mancha.

Al cierre de 2017 operaban en España 244.197 instalaciones de calefacción alimentadas con biomasa, 46.027 más que el año anterior (23%).

Este mayor incremento de las instalaciones de calefacción con biomasa se ha visto impulsado por la venta de las modernas estufas de pellet, que solo en 2017 se elevó hasta las 42.728 unidades. Esta cifra de ventas, que supone un nuevo récord, representa un incremento anual del 19%.

El presidente de Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, ha pedido recientemente al Gobierno de España un “apoyo más decidido a la biomasa como fuente de energía, con una mayor participación en el mix energético nacional, porque es indispensable para poder cumplir con los objetivos medioambientales establecidos por la UE en 2050”.

La UE ha fijado el objetivo de reducir un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050, respecto a 1990, y ha aprobado el aumento de la aportación de las renovables en el mix energético hasta un 32%.

El viñedo genera cada año más de 800.000 toneladas de sarmiento con gran potencial para la biomasa

Posted on

viña

El reciente Congreso de Bioenergía 2018, ‘Instalaciones y redes de calor con biomasa para uso público’, que se ha celebrado en el Auditorio Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha de Cuenca ha puesto en valor el gran potencial para la biomasa que tiene el principal cultivo de Castilla-La Mancha, el viñedo.

Según José Luis Alarcón, presidente de Grupo Athisa, el mayor viñedo de la Unión Europea genera al año más de 800.000 toneladas de sarmiento, derivadas de la poda de las viñas.  Alarcón manifestó que para aprovechar este recurso, Grupo Athisa ha diseñado un sistema de valorización del sarmiento que elimina los metales, piedras y areniscas, lo que permite poner a disposición del usuario una madera limpia para su combustión. “Así se genera valor social, económico y medioambiental en las zonas rurales adyacentes, creando puestos de trabajo, un mejor ambiente social y un medioambiente más saludable, ya que se evita la quema de sarmientos en la misma parcela del agricultor, evitando las emisiones a la atmosfera”.

Otro de los temas principales de debate del Congreso es como la biomasa puede convertirse en una de las principales económicas y laborales para combatir la despoblación de las zonas rurales. Según el decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes y profesor de la Universidad Politécnica de Valencia, Eduardo Rojas, “no se puede abordar el reto de la despoblación en España si no se pone en marcha una adecuada política forestal; y viceversa”. Y abogó por la gestión activa de los bosques, porque “reduce el riesgo de incendios, aumenta los caudales hídricos, mejora la biodiversidad y el empleo rural endógeno”.

Rojas aseguró, en este sentido, que “las zonas más afectadas por la despoblación son precisamente las que gozan de una mayor riqueza forestal, por encontrarse en los lugares más desfavorecidos, sobre todo de montaña, con laderas frías y suelos pobres”. E insistió en que la biomasa supone “una oportunidad para el empleo, la fijación de población y la reducción de incendios forestales”.

Según el decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, “si se apuesta decididamente por la bioeconomía será posible que la disponibilidad de recursos sea más ajustada en el futuro, lo que obligará a diseñar estrategias que dirijan la demanda bioenergética a los recursos actualmente menos aprovechados o situados al final de la cadena de valor”.

En el Congreso ­—organizado por Avebiom y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha— se han presentado diferentes modelos de financiación de instalaciones de biomasa para uso público y se han compartido experiencias sobre cómo acceder a la financiación con fondos europeos del BEI y ayudas de otros organismos que impulsan el desarrollo rural. También se ha abordado el proceso de ejecución y explotación de las instalaciones, se han dado recomendaciones para la redacción de los contratos de servicios y se han presentado casos de éxito.

El responsable de los sistemas de certificación en Avebiom y ponente del Congreso, Pablo Rodero, apuntó que aunque “toda la vida se hayan usado chimeneas y glorias con madera para calefacción, la biomasa no es una vuelta atrás, ya que los dispositivos modernos que usan biocombustibles estandarizados ofrecen rendimientos de más del 90% y funciones automáticas avanzadas, que incluso se pueden telegestionar”.

Rodero explicó que hay que tener en cuenta factores que inciden en una correcta combustión de las instalaciones, como la calidad del biocombustible. “Todo ello nos obliga a utilizar unos biocombustibles de calidad y con unas características muy concretas (estandarizados)”, dijo.

Para asegurar que los biocombustibles se fabrican de manera correcta están, según indicó, certificaciones de calidad tales como BIOmasud o ENplus, que exigen al fabricante la implementación de un sistema de gestión de calidad.

Por último, Rodero hizo un llamamiento a los asistentes, alcaldes y técnicos municipales, para que cuando se publiquen licitaciones para suministros de biocombustible comprueben que los que concurran estén certificados.

Una nueva planta de biomasa en Cuenca producirá 15.000 toneladas de pellet al año

Posted on

pellet

La empresa SunWood Suministros de Energía ha inaugurado oficialmente sus nuevas instalaciones en Mohorte, Cuenca, en lo que supone una primera avanzadilla de su llegada a la región, ya que tiene proyectada otra planta en la provincia de Toledo.

Se trata de una compañía de servicios energéticos especializada en la producción y venta de energía renovable térmica así como de biocombustibles a partir de residuos forestales, nacida en 2008 y que cuenta con otras tres fábricas -dos en Jaén y una en Segovia- Las modernas instalaciones de Mohorte, Cuenca, tendrán una capacidad de generar en torno a unas 15.000 toneladas de pellet anuales.

Según explicó el director de la empresa, Juan Juárez, la nueva planta de producción de biomasa que SunWood ha puesto en marcha en Mohorte (Cuenca) ha supuesto una inversión de 4,5 millones de euros.

Desde la pedanía conquense, SunWood Suministros de Energía tendrá capacidad para producir 15.000 toneladas anuales de pellet, a razón de 3.500 kilos a la hora, gracias a los aportes de los recursos forestales de la provincia de Cuenca. Generará además con esta nueva industria una docena de empleos.

Actualmente, cuentan con dos plantas en Andalucía -una en Aldeaquemada y otra en Bailén, ambas en la provincia de Jaén- y una en Castilla y León -en Campo de san Pedro, Segovia-, a las que se suman esta de Mohorte y, próximamente, la que desarrollarán en Los Navalucillos (Toledo).

Por su parte el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha destacado el trabajo realizado por el Ayuntamiento y el Consejo de Administración la Fábrica de Maderas, S.A, que ha permitido la instalación y apertura de la Planta de Biomasa.

Además, gracias al convenio establecido con Sunwood, se ha garantizado la viabilidad de la Fábrica de Maderas,  de propiedad municipal, salvando 40 puestos de trabajo.

Desde el consistorio conquense, y dentro de su Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI) ‘Construyendo juntos nuestro futuro’, se pretende reducir la elevada dependencia de los combustibles fósiles, paliándola con la ampliación de las comunidades de vecinos con calderas de biomasa.

Ence adjudica a Sener la construcción de una nueva planta de generación eléctrica con biomasa en Puertollano para el 2020

Posted on

ence cstilla la mancha
Planta de biomasa construida por Ence en Mérida (Badajoz)

Sener ha firmado con Ence Energía y Celulosa un contrato, en modalidad llave en mano o EPC, para el suministro de una tercera planta de generación eléctrica con biomasa de baja emisión, en esta ocasión ubicada en Puertollano (Ciudad Real). Este contrato se suma a otros dos anteriores, también para la construcción llave en mano, de centrales de biomasa en Mérida y Huelva. En todos los casos, el contrato abarca el diseño, suministro, construcción y puesta en marcha de la planta, así como la operación y el mantenimiento durante los dos primeros años de operación.

Este nuevo contrato avala la confianza del grupo Ence en la tecnología de Sener, tras desarrollar con éxito el proyecto de Mérida, que entró en operación en 2014 y hoy en día funciona a pleno rendimiento. Igualmente, la central de Huelva se encuentra en fase de construcción, con una previsión de que entre en funcionamiento en el tercer trimestre del 2019.

En todos los casos, las centrales aplican la tecnología de Sener, un ciclo termodinámico de alta eficiencia, regenerativo y con recalentamiento, que incluye una caldera con recalentador y una turbina con dos cuerpos – de alta y de baja presión-, así como varias extracciones. Por su parte, la refrigeración se realiza mediante torres de refrigeración. Todo lo anterior contribuye a que la planta supere el 35 % de rendimiento bruto.

La nueva instalación será una central de generación eléctrica a partir de biomasa residual forestal, agrícola y agroindustrial, que entrará en operación en 2020 y será, igual que las dos anteriores, una de las mayores plantas de energía renovable con biomasa residual de baja emisión y alta eficiencia de España.

También sigue el modelo de las plantas anteriores en cuanto a la amplia variedad de tipos de biomasa con los que podrá funcionar, gracias al avanzado sistema de manejo del combustible que Sener incorporará en su diseño, tanto para su recepción como para su preparación y almacenamiento, que ya ha sido aplicado en las centrales anteriores con muy buenos resultados.