Mes: marzo 2022

Vidrala apuesta por el autoconsumo con una instalación fotovoltaica de 12MW en su planta de Caudete

Posted on

Evitará la emisión de casi 9.000 t de CO2 anuales

Vidrala, uno de los principales productores de vidrio europeos, ha anunciado la construcción de una planta de generación de energía eléctrica, de tecnología solar fotovoltaica, que se destinará al consumo en el proceso industrial, sustituyendo parcialmente la energía fósil y eléctrica de la red. La instalación se ubicará en la planta Crisnova localizada en Caudete, y contará con una potencia de 12 MW a través de tecnología de última generación implantada en suelo.

Vidrala ha desarrollado los trabajos de viabilidad técnico-económica, tramitaciones urbanísticas, administrativas y medioambientales, así como el proyecto de ingeniería asesorados por la empresa Norvento Enerxía. Durante el primer trimestre de este año, se han iniciado los trabajos de construcción, contando con Norvento como dirección facultativa y Grupotec en la instalación y puesta en marcha del proyecto, que evitará la emisión de cerca de 9.000 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera.

Esta iniciativa se enmarca en el ambicioso plan inversor puesto en marcha por Grupo Vidrala y que forma parte de la agenda verde multianual enfocada hacia la mejora de la sostenibilidad del proceso de producción de envases de vidrio. El proyecto, que comenzó a analizarse el pasado ejercicio, es un reflejo del compromiso con el cambio climático y tiene como objetivo reducir el impacto medioambiental de la compañía.

La planta Crisnova fue construida por Vidrala en Caudete en el año 1989 y actualmente es una de las plantas vidrieras más importantes de España con una producción cercana a los 900 millones de envases de vidrio al año.

Esta no será la primera vez que el Grupo Vidrala implanta este tipo de tecnología para abastecer de energía verde sus instalaciones, ya lo hizo en 2018 en Portugal tras instalar una planta solar en sus instalaciones logísticas en Marinha Grande.

Castilla-La Mancha destinará 24,3 millones de euros en la mejora de la eficiencia energética, rehabilitación y sostenibilidad de las viviendas

Posted on

El Gobierno regional va a destinar 24,3 millones de euros en la mejora de la eficiencia energética, la rehabilitación y la sostenibilidad de las viviendas y bloques de viviendas, a través de los fondos Next Generation.

El Consejo de Gobierno ha sido informado de las bases de dos nuevas convocatorias de ayudas que estarán destinadas por una parte a la rehabilitación de edificios residenciales y de viviendas unifamiliares; y por otra, a la financiación de actuaciones u obras de mejora de la eficiencia energética de viviendas unifamiliares o de viviendas pertenecientes a edificios residenciales. Las ayudas, de las que ha sido informado esta semana el Consejo de Gobierno, son dos. Por una parte, las ayudas a la rehabilitación que estarán dotadas con 19,4 millones de euros con los que se podrán rehabilitar más de 2.000 viviendas a lo largo de 2022 y más de 6.700 hasta 2023. 

Se pondrá subvencionar actuaciones de rehabilitación que impliquen mejora de la eficiencia energética y, además, actuaciones de mejora de accesibilidad y conservación siempre que se reduzca, al menos un 30 por ciento, en el consumo de energía no renovable y se consiga una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración de al menos de un 35 por ciento en zonas climáticas D y E y un 25 por ciento en zona climática C.

Podrán ser objeto de subvención los costes de las obras, adquisición de materiales y los honorarios de los profesionales, incluido el coste de la redacción de los proyectos, y el porcentaje subvencionable oscilará entre el 40 y el 80 por ciento de la actuación, mientras la cuantía máxima de la ayuda será de 26.750 euros. El porcentaje de la ayuda podrá llegar al cien por cien siempre que se trate de una persona con vulnerabilidad económica y no se superen las cuantías señaladas.

Por otro lado, las ayudas para actuaciones de mejora de la eficiencia energética en las viviendas, ya sean unifamiliares o pertenecientes a edificios plurifamiliares, estarán dotadas con una cuantía de 4,9 millones de euros y está previsto que se puedan beneficiar de ellas más de 2.000 hogares de la región.

Estas ayudas están destinadas a financiar exclusivamente actuaciones u obras de mejora de la eficiencia energética en las viviendas, ya sean unifamiliares (casas bajas, chalets, etc.) o pertenecientes a edificios residenciales (pisos dentro de bloques de vivienda), con las que se consigan una reducción de la demanda energética anual de calefacción y refrigeración del al menos el 7 por ciento o una reducción del consumo de energía no renovable de al menos un 30 por ciento. Asimismo, se financian obras de cambio de sustitución del aislamiento de las viviendas para adecuarlos a los valores límites establecidos legalmente.

Con estas ayudas se financiarán los gastos de obras, adquisición de materiales y honorarios profesionales, incluido el coste por la redacción de proyectos y certificados necesarios. El importe de la ayuda será del 40 por ciento del coste de la actuación subvencionada, con un límite máximo total de 3.000 euros.

Agrovoltaica: cultivos a la sombra de los paneles fotovoltaicos

Posted on

La combinación de paneles fotovoltaicos y cultivos o ganadería se ha convertido en una tendencia en los últimos años. Cada vez se ensayan más instalaciones de este tipo, denominadas agrovoltaicas, que permiten un uso compartido del suelo.

El uso extensivo que hace de la tierra una planta fotovoltaica compite con las necesidades agrícolas y ganaderas. Al menos esto es lo que ocurre en algunos casos. Pero cada vez hay más ensayos que tratan de combinar las dos actividades con el fin de obtener un mejor aprovechamiento del suelo.

La agrovoltaica, que es como se denomina esta fusión de actividades, ofrece beneficios tanto para el crecimiento de los cultivos como para la producción eléctrica. En los ensayos que ha habido se ha comprobado que la sombra de los paneles solares alivia de la radiación solar a las plantas. Su cobertura también limita la evaporación del agua, con lo que se reducen las necesidades hídricas de la tierra. Y esto tiene un efecto doble: la evaporación procedente de los cultivos se transmite a las placas y ayuda a mantenerlas refrigeradas, de forma que son más eficientes.

Bernardino Martín, ingeniero fotovoltaico de la ‘startup’ especializada en eficiencia energética, RatedPower, destaca este aumento del rendimiento de los paneles: “La vegetación bajo los módulos puede contribuir a reducir la temperatura del suelo y aumentar el rendimiento solar”. Pero también hace hincapié en la oportunidad de la agrovoltaica para sumar al mundo rural a la transición energética: “Impulsa la unión de fuerzas con los gestores de la tierra y las zonas rurales. Y aumenta las probabilidades de que los propietarios estén interesados en utilizar sus tierras también con fines energéticos”.

La visión de la agrovoltaica de Francisco Pérez Abiétar, CEO de Huerto Tornasol y delegado de Anpier (Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica) de Castilla-La Mancha (España), parte del mundo rural hacia el energético. Para él, esta nueva disciplina ofrece la posibilidad de mantener los cultivos de la zona, incluso de recuperar especies. «Creo que permite la adaptación de los cultivos a las consecuencias que derivan del cambio climático que tenemos aquí ya. Hay muchos cultivos que por el cambio de condiciones han dejado de ser viables en determinadas latitudes. Esto obliga a deslocalizarlas y, como consecuencia, deslocalizar las industrias afines a estos cultivos», señala.

La cobertura de los paneles ofrece una protección que cada vez más necesitan las plantas para hacer frente a los caprichos del tiempo. «La agrovoltaica aplicada a la tipología de cultivos de la zona posibilitaría que estos cultivos se pudiesen mantener”, sostiene Pérez Abiétar. “Porque al final podemos mejorar las condiciones climáticas de las plantas, evitando el granizo, protegiendo de los golpes de calor excesivos, favoreciendo la menor necesidad hídrica gracias a la sombra, con lo que ayudamos a superar periodos de sequía prolongados».

“Lo principal para que un proyecto agrovoltaico sea un éxito es que el diseño de la planta solar permita el crecimiento adecuado del cultivo seleccionado”, apunta Martín. “Existen diferentes tipos de sistemas agrovoltaicos y el que escojamos para nuestro proyecto dependerá mucho del tipo de cultivo, el tamaño de la maquinaria necesaria para este cultivo y el clima local, entre otros factores ambientales”. Uno de los aspectos a tener en cuenta es que la recolección de la cosecha se pueda hacer a mano o con maquinaria sencilla y pequeña.

Castilla-La Mancha instaló 68,7 Mw de eólica en 2021 y se mantiene en el tercer lugar nacional con 3.954 Mw

Posted on

España ha incrementado la potencia eólica en 842,6 MW en 2021, sumando un total de 28.138 MW eólicos instalados. Una cifra que contribuye a la búsqueda de la senda de la seguridad energética en Europa, según datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). España es el segundo país europeo por potencia eólica instalada tras Alemania. La potencia eólica en Europa se concentra en 5 países: Alemania, España, Reino Unido, Francia y Suecia. En 2021, España ha sido el noveno país europeo que más potencia eólica ha instalado.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) presentó las cifras de la nueva potencia eólica instalada en 2021 en el marco de la jornada ‘La Eólica y el Mercado’, un análisis de la integración económica de esta tecnología en el suministro eléctrico.

La potencia eólica instalada en España alcanza los 28.138,1 MW con 842,61 MW nuevos en 2021. En relación a la aportación de las tecnologías renovables, la eólica ha aportado el 49,23% del total, siendo la primera tecnología de las renovables, seguida de la hidráulica (26,19%) y la fotovoltaica (16,88%).

En España, la energía eólica tiene presencia en prácticamente todas las comunidades autónomas, exceptuando Madrid, Ceuta y Melilla. Durante 2021, las comunidades autónomas que más eólica han instalado han sido Aragón (275,7 MW), seguida de Castilla y León (155,4 MW), Asturias (126 MW), Canarias (104,4 MW), Galicia (68,9 MW), Castilla-La Mancha (68,7 MW) y Andalucía (43,5 MW). Por su potencia eólica total instalada, Castilla y León se mantiene en primer lugar con 6.403 MW, seguido de Aragón (4.435,4 MW) y Castilla-La Mancha (3.954 MW).

En total, en España hay 1.298 parques eólicos, con 21.574 aerogeneradores instalados. Contamos con más de 250 centros de fabricación presentes en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas. En relación a la potencia total instalada acumulada en España, los fabricantes de aerogeneradores que lideran el ranking son Siemens Gamesa, Vestas, GE, Nordex-Acciona WindPower y Enercon. En España contamos con el 100% de la cadena completa de suministro dedicada al mercado nacional y a la exportación.

Las cinco empresas promotoras que más megavatios eólicos han instalado a lo largo de 2021 han sido Iberdrola, Copenhagen Infraestructure Partners (CIP), Arjun Investment Partners, EDPR y Enel Green Power.

España se sitúa como noveno país en el ranking de países que mayor potencia eólica han instalado en Europa en 2021. Actualmente, la energía eólica en Europa produce más del 18% de la electricidad que se consume en el continente y la potencia eólica instalada se concentra en cinco países, siendo España el segundo país con mayor potencia eólica.

En enero de este año, la eólica ahorró 849 millones de euros al consumidor en España. Un nuevo aerogenerador de 5 MW, que funciona 3.000 horas equivalentes al año, evita la importación de 30.000 MWh térmicos de gas, lo que al un precio de referencia de 200 €/MWht, supone 6 millones de euros de ahorro para el consumidor. Por cada aerogenerador que no se instala a tiempo, perdemos la oportunidad de sacar del pool energía fósil y dedicar esos 6 millones de euros al conjunto de la economía española. Además, se pierde la oportunidad de generar empleo para la construcción de los parques y la fabricación de los componentes.

Proyecto pionero en Castilla-La Mancha convertir los restos de poda en energía renovable

Posted on

Geacam y Ence han firmado un acuerdo de colaboración para intentar esta transformación en la planta de esta empresa en Puertollano

La Empresa Pública Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam) ha firmado un convenio de colaboración con la empresa Ence Energía. En la planta de producción que Ence tiene en Puertollano, Ciudad Real, ambas empresas realizarán pruebas con las que analizar y comprobar la viabilidad del aprovechamiento de los restos procedentes de los trabajos de selvicultura para su utilización como biomasa para la generación de energía renovable. Se trata de un proyecto de un año de duración -informa Ence Energía- cuyos objetivos son describir las diferentes tipologías de los tratamientos preventivos de incendios forestales y proponer modelos de aprovechamientos, especificando métodos y máquinas a probar en el campo, y analizar su aprovechamiento como combustible para esta energía renovable, respondiendo a las necesidades definidas en la política forestal de la región.

Con esta cooperación, ambas empresas pretenden elaborar un proyecto de I+D para la ejecución de pruebas, la cuantificación de los residuos de biomasa susceptibles de valorizarse en los montes de Castilla-La Mancha, así como la adquisición, diseño y fabricación de maquinaria adaptada a las necesidades concretas en este tipo de tratamientos. Por su parte, Geacam va a poner a disposición de Ence los residuos de biomasa forestal resultantes de trabajos llevados a cabo durante la ejecución de las campañas de prevención de incendios forestales del Plan Infocam.

Se estima que, a lo largo del ejercicio de 2022, la empresa pública GEACAM va a realizar tratamientos selvícolas y labores preventivas en más de 9.400 hectáreas en los montes de Castilla-La Mancha en zonas de especial riesgo de propagación de incendios forestales.

La “pobreza energética” afecta a más de un 30% de los hogares de Castilla-La Mancha

Posted on

Las regiones españolas más afectadas por la pobreza energética son Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, tal y como se desprende de la Estrategia a Largo Plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España (ERESSE), en su última actualización de 2020.

Este fenómeno estructural afecta a más de un 30% de los hogares en estas comunidades autónomas, frente al 25% de media que sufren pobreza energética o monetaria a nivel nacional. En el lado opuesto se sitúan Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Madrid y País Vasco, donde la incidencia de hogares afectados por la pobreza energética o monetaria oscila entre el 12% y el 20%.

“España tendría que invertir más de 13.000 millones de euros en la rehabilitación de su parque edificado para acabar con la pobreza energética”, ha afirmado Dolores Huerta, directora general de Green Building Council España (GBCe), con motivo de la semana de la lucha contra la pobreza energética, que se desarrolla entre el 17 y el 23 de febrero. En este sentido, Huerta ha destacado que, tal y como se recoge en la hoja de ruta del proyecto #BuildingLife, “la rehabilitación es la solución más efectiva y estructural a largo plazo”.

De ese 25% de hogares en pobreza energética o monetaria que tiene España de media, el 62% de los casos se dan en zonas urbanas y más del 60% aparecen en viviendas colectivas. Esto implica que la toma de decisiones sobre la realización de obras es más habitual como un proceso colectivo, en el que deben ponerse de acuerdo los diferentes propietarios del inmueble, con sus propias circunstancias económicas.

Según explica Dolores Huerta, esto hace que la rehabilitación sea más compleja en España, lo que condiciona la solicitud y concesión de ayudas públicas para la rehabilitación de edificios de viviendas colectivas, o la de los préstamos, pues estas comunidades de propietarios carecen de personalidad jurídica propia.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en su Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, esta se define como “la situación en la que se encuentra un hogar en el que no pueden ser satisfechas las necesidades básicas de suministros de energía, como consecuencia de un nivel de ingresos insuficiente y que, en su caso, puede verse agravada por disponer de una vivienda ineficiente en energía”.

En este sentido, la dirigente de GBCe ha resaltado que esta estrategia rehabilitadora “permitirá a los edificios existentes aportar la habitabilidad socialmente necesaria en términos de confort, salud y accesibilidad”. Para lograr este objetivo, Huerta ha defendido la importancia de lograr un esfuerzo conjunto de todos los agentes involucrados y, especialmente, de los administradores de fincas: “Son fundamentales porque pueden hacer de nexo entre el sector y los pequeños propietarios, que representan un gran número de ciudadanos”, ha explicado.

La directora general de GBCe ha matizado que esto no es suficiente en el caso de hogares que sufren mayor vulnerabilidad, que “deben ser especialmente apoyados por los poderes públicos para asegurar una transición justa y reducir la pobreza energética”.

GBCe es una asociación que nace en 2008 para promover la transformación hacia un modelo sostenible del sector de la edificación. Pertenece a la red internacional de World Green Building Council (WorldGBC), presente en más de 70 países y con 36.000 miembros que representan a diversos agentes del sector.

Ence valorizó más de 53.000 toneladas de restos vitivinícolas en 2021 en la localidad ciudadrealeña de Puertollano

Posted on

El proceso de valorización de esta biomasa excedentaria se ha llevado a cabo en la planta que la empresa tiene en la localidad ciudadrealeña de Puertollano. Biollano 50MW, inaugurada a principios del 2020, es un claro ejemplo de transición justa hacia un modelo energético bajo en carbono, en línea con la firme apuesta de Ence Energía por la excelencia en sostenibilidad en toda su actividad. Estas instalaciones están ubicadas en la antigua central de Elcogás, lo que permitió mantener el empleo de la localidad a través de una actividad que contribuye a la descarbonización del sistema eléctrico nacional.

En 2021, Ence Energía valorizó más de 53.000 toneladas de restos vitivinícolas a través del Proyecto Sarmiento. Gracias a esta iniciativa, la compañía proporciona una solución sostenible a la gestión de restos de poda de la región de Castilla-La Mancha, empleándolos como fuente de energía renovable.

Ence Energía puso en marcha en 2018 este proyecto, con el que ha desarrollado redes logísticas y métodos pioneros para el aprovechamiento de las podas de los cultivos de vid. En el último año, este proyecto ha mejorado sus resultados en un 23% con respecto a la campaña anterior. Un crecimiento exponencial con el que se prevé continuar, llegando a mejorar los datos de recogida hasta un 50% en 2022.

El Proyecto Sarmiento, mediante el uso de restos de la poda de la vid y arranques de viña para producir energía renovable y gestionable, genera un beneficioso impacto medioambiental en la zona, ya que reduce las emisiones difusas que se producen por la quema incontrolada de estos restos en el campo.

Con la colaboración de 45 empresas de más de 40 municipios castellano manchegos, este proyecto ha creado 150 empleos directos en 2021, todos en zonas rurales en los que la despoblación y el fenómeno conocido como “España Vaciada” llegan a suponer un problema socioeconómico. La apuesta de Ence Energía por la generación de energía renovable con biomasa tiene así un claro impacto en las regiones en las que se erigen sus instalaciones, tanto económico, como medioambiental.

El Ministerio de Transición Energética abre a consulta pública a las ayudas al biogás con gran proyección en Castilla-La Mancha

Posted on

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico abrió  a consulta pública hasta mediados del pasado mes de febrero el Proyecto de Orden de ayudas a instalaciones de biogás y el Proyecto de Resolución para una primera convocatoria. Las ayudas serán gestionadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía IDAE y se concederán en régimen de concurrencia competitiva, consistiendo en subvenciones a percibir por el beneficiario con carácter definitivo Serán subvencionables las instalaciones de biogás mediante digestión anaerobia, las instalaciones de producción de calor, generación de electricidad, cogeneración o producción de biometano, y las instalaciones para el tratamiento del digestato. La Asociación Española del Biogás (AEBIG) ha expresado que se trata de una magnífica noticia, «muy esperada desde hace tiempo».

Según el Ministerio de Transición Ecológica, los gases de origen renovable forman parte de la solución para alcanzar la neutralidad climática en 2050, contribuyendo al logro de los objetivos de reducción de emisiones, así como de penetración de energías renovables a nivel general y, en concreto en el ámbito del transporte, propuestos para España en el año 2030. El despliegue del biogás contribuye además a conseguir objetivos planteados en políticas transversales del Gobierno de España, tales como el desarrollo de la Economía Circular, el Reto Demográfico y la Transición Energética Justa e Inclusiva, presentando sinergias muy relevantes entre todas ellas.

El despliegue del biogás generado por medio de la digestión anaerobia de residuos de origen orgánico supone un impulso al desarrollo de la economía circular en España, especialmente, pero no exclusivamente, en el ámbito agropecuario y de residuos sólidos urbanos. El aprovechamiento de los residuos para la generación de biogás, respetando la jerarquía de gestión de residuos, tiene numerosos beneficios adicionales a la obtención de una energía de origen renovable dado que permite la valorización energética de los residuos a partir de los que se obtiene, evita emisiones de metano a la atmósfera y deriva en una mejor gestión de residuos y suelos. La valorización energética de los residuos mediante digestión anaerobia, si se produce la valorización de los digeridos en la agricultura, constituye una operación de reciclado.

Debe priorizarse el uso directo del biogás en localizaciones cercanas a su producción, favoreciendo la aparición de sinergias con industrias conexas, cuando esta sea la opción más eficiente económica y medioambientalmente.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 dedica su medida 1.8 al fomento de los gases renovables. Dicha medida está destinada al fomento, mediante la aprobación de planes específicos, de la penetración del gas renovable, incluyendo el biogás. Se estable  un objetivo de producción de biogás que en parte se consumiría directamente como biogás para usos térmicos, para generación de electricidad, o su transformación a biometano. En el sector del transporte, el biogás y el biometano contribuirán a que España alcance los objetivos marcados en el PNIEC de un 28% de energías renovables en el transporte, así como al objetivo de biocombustibles avanzados de la Directiva (UE) 2018/2001.

Los municipios de AMAC de Zorita y Garoña recibirán ayudas para infraestructuras municipales en zonas de Transición Justa

Posted on

Momento de la firma del protocolo

La Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) se ha felicitado de la convocatoria publicada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para apoyar infraestructuras municipales en zonas de Transición Justa, dotada con 91 millones de euros, y de la que se beneficiarán municipios de AMAC de la zona de Zorita y Garoña.

Podrán optar a recibirlas, en régimen de concurrencia competitiva, los 184 municipios enclavados en zonas incluidas en los procesos de los convenios de transición justa.

En concreto, en el apartado dedicado a ‘Delimitación de municipios asociados a cierres de centrales nucleares’, se han incluido 18 municipios de la zona de Zorita (Guadalajara), que son: Albalate de Zorita, Albares, Almoguera, Almonacid de Zorita, Buendía, Driebes, Escopete, Hueva, Illana, Mazuecos, Mondéjar, Pastrana, Pozo de Almoguera, Sayatón, Valdeconcha, Valle de Altomira, Yebra y Zorita de los Canes. Once de los cuales pertenecen a AMAC.

En cuanto a la zona de Garoña, se ha incluido a 24 municipios de la provincia de Burgos y tres de Álava. En concreto son:  Ameyugo, Berberana, Bozoó, Busto de Bureba, Cascajares de Bureba, Cillaperlata, Cubo de Bureba, Encío, Frías, Jurisdicción de San Zadornil, Medina de Pomar, Merindad de Cuesta-Urria, Miranda de Ebro, Miraveche, Navas de Bureba, Oña, Pancorbo, Partido de la Sierra en Tobalina, Quintanaélez, Santa Gadea del Cid, Santa María Rivarredonda, Trespaderne, Valle de Tobalina (central), Villanueva de Teba, Lantarón, Ribera Baja y Valdegovía. Del total de estos municipios, 14 pertenecen a AMAC.

El presidente de AMAC, Juan Pedro Sánchez Yebra, ha mostrado su satisfacción, en nombre de la Asociación, porque “el trabajo que hemos realizado durante estos años ha logrado que los municipios en áreas nucleares se beneficien de estas ayudas del Gobierno central”.

En este sentido, ha recordado que “gracias al esfuerzo realizado desde AMAC se consiguió sensibilizar al Ministerio para incluir a las áreas nucleares en las zonas de Transición Justa, inicialmente no previsto y que solo beneficiaba a zonas de explotación del carbón”.

Fruto de este trabajo, previamente, el MITECO, el Gobierno de Castilla-La Mancha, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y AMAC firmaron sendos Protocolos de Actuación para la elaboración del Convenio de Transición Justa de la zona de Zorita y Garoña, respectivamente, y que hoy se plasma en una convocatoria de ayudas para apoyar a estos municipios afectados por la transición energética.

Desde AMAC quieren agradecer nuevamente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) “su sensibilidad con estos territorios que tanto han aportado a nuestro país y cuya economía y desarrollo se verán muy afectados con el cierre de las centrales nucleares, según el calendario previsto por las eléctricas y el Gobierno central”.

El presidente de AMAC recuerda que desde la Asociación llevan años trabajando para crear nuevas oportunidades en la zona y trabajar en estrategias que garanticen un desarrollo futuro de la comarca. Para ello, han contratado los servicios de una asesoría externa experta en esta área para ayudarles a impulsar proyectos que generen desarrollo y empleo en estos municipios.

Las subvenciones convocadas por el MITECO irán dirigidas a financiar el coste de ejecución de proyectos en inmuebles y espacios públicos y bienes de dominio público. Permitirán la rehabilitación y transformación para nuevos usos de bienes, espacios y terrenos de titularidad pública, que refuercen el componente social, medioambiental y digital de los espacios públicos o ayuden a la creación de otros nuevos.

Los beneficiarios podrán ser entidades locales, diputaciones y comunidades autónomas uniprovinciales que desarrollen proyectos en municipios de las zonas de transición justa.