La filial de renovables de Ence utilizó 53.000 tn de restos de viñedos en sus dos plantas de biomasa de Castilla-La Mancha en 2021

Posted on

Biollano y Enemansa, las plantas que Magnon Green Energy -filial de renovables del Grupo Ence- tiene localizadas en la provincia de Ciudad Real, produjeron en 2021 energía renovable suficiente para cubrir las necesidades energéticas de más de 351.000 personas. Con más de 430.000 MWh de energía renovable obtenida a partir de biomasa, las mencionadas instalaciones contribuyeron a la descarbonización del sistema eléctrico español a la vez que le aportaban estabilidad, gracias a la gestionabilidad que caracteriza a la energía producida con esta tecnología.

La generación de energía con biomasa no solo es un paradigma de la economía circular, sino que, además, evita la mala gestión de los restos agroforestales, que deriva en su abandono en espacios naturales y, en numerosas ocasiones, una quema incontrolada de los mismos.

Un reciente caso de éxito en cuanto a valorización se refiere es el Proyecto Sarmiento, que proporciona una solución sostenible a los restos de poda de la región de Castilla – La Mancha. El pasado año, fueron más de 53.000 las toneladas valorizadas de estos restos vitivinícolas que se convirtieron en fuente de energía renovable. Esta iniciativa de Magnon ha creado 150 empleos directos en 40 municipios castellano manchegos a lo largo del 2021.

En esta línea, las plantas de Magnon en Ciudad Real representan un importante motor económico para la provincia, proporcionando empleo sostenible y de calidad. Según datos de la Asociación de empresas de Energías Renovables (APPA), cada megavatio instalado para biomasa sostiene 25 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos, lo que eleva el impacto social de la actividad de las plantas de Puertollano y Villarta de San Juan hasta los 1.650 empleos.

Inaugurada a comienzos de 2020, Biollano 50 MW constituye un ejemplo a la transición energética justa, ya que Ence se sirvió del antiguo emplazamiento de Elcogás para la construcción de esta planta, lo que permitió mantener el empleo industrial de calidad, contribuyendo a la dinamización de la economía de la zona y favoreciendo la descarbonización del sistema energético español.

Enemansa, por su parte, lleva casi 20 años proporcionando energía a la zona de Ciudad Real. Esta planta se sitúa a la vanguardia tecnológica a nivel medioambiental, con los sistemas más avanzados del mercado, que de nuevo redundan en su excelencia en materia sostenibilidad.

Las plantas de energía renovable del grupo Ence en toda España valorizaron el pasado año un total de 1,8 millones de toneladas de biomasa. Esta operación de suministro de restos vegetales a las plantas supuso la distribución de más de 57 millones de euros, que se repartieron íntegramente en el entorno de las plantas de Ence, en el medio rural.

Esta biomasa procede del ámbito agrícola (en un 34,8%), como son la paja de maíz y la paja de diversos cereales, o las matas de cultivos como el algodón, la frambuesa y el arándano, y la mata del tomate. Ence también recoge y valoriza podas y restos de árboles frutales, así como cepas de viñas y sarmiento, procedentes de viñedos cercanos a sus plantas. El olivar es otra de las fuentes de biomasa, del que son valorizados podas y hojas del olivo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s